Consejos para elegir mejor una licenciatura

 En blog

“¿Qué quieres ser cuando seas grande?” y “¿Qué vas a estudiar?” Son dos de las preguntas más frecuentes que nos hacen desde que somos muy pequeños, y, aunque a simple vista son cuestionamientos muy simples y sencillos, elegir una carrera universitaria puede ser una cuestión muy estresante y complicada, ya que se trata de aquella profesión o trabajo que realizaremos la mayor parte de nuestras vidas. Por esta razón, hoy en el blog del Instituto Tecnológico de Educación en Línea les daremos algunos consejos para que elijas mejor la licenciatura o carrera universitaria que vas a estudiar.

La educación y formación académica tienen una gran importancia en nuestras vidas, ya que pasamos al menos 15 años estudiando para tan solo obtener nuestro certificado de educación básica o preparatoria, nivel del que terminamos alrededor de los 18 años; si elegimos una carrera técnica podríamos estudiar alrededor de dos años más, si optamos por una ingeniería son otros cinco años aproximadamente, al igual que si elegimos entre las licenciaturas disponibles en las universidades de la localidad. Sin embargo, si hacemos un cálculo más profundo, nos daríamos cuenta de que la mayor parte de nuestras vidas la pasaremos trabajando, ya que en promedio, un estudiante culmina con sus estudios a los 24 años (si no realiza una especialidad), mientras que la expectativa de vida en la actualidad es de 72 años, en promedio, por lo que pasaríamos 48 años desempeñándonos en una labor profesional.

Gran parte de la felicidad de una persona proviene de qué tan satisfecho se encuentra a causa de su situación laboral, y tener un trabajo que no sea grato es una de las causas más frecuentes de la infelicidad; este es uno de los puntos más importantes al elegir una carrera universitaria, ya que acudir a la universidad es una de las experiencias más maravillosas, que nos permiten dedicarnos a algo que realmente nos guste, conocer gente con la que podemos compartir los mismos intereses y obtener el trabajo que deseamos, con una remuneración económica atractiva, ya que en general una persona con estudios universitarios tiene ingresos más altos.

Entonces, ¿Por qué elegir una carrera puede ser tan complicado?

Elegir una carrera universitaria es un tema que, idealmente, debe trabajarse a lo largo de la enseñanza media o bachillerato, ya que en esta decisión deben tomarse en cuenta varios factores, tales como los intereses, las capacidades que cada uno tiene, la vocación y las perspectivas de desarrollo profesional que ofrece una carrera al insertarse en el mundo laboral, ya que de esa profesión es de la que obtendremos un salario o remuneración al ejercer de forma profesional.

Dejar la elección de la carrera para el último minuto es muy arriesgado, ya que los jóvenes pueden dejarse llevar por las expectativas económicas, es decir por las carreras que en ese momento son más prometedoras, sin tomar en cuenta sus habilidades e intereses; la misma situación se da cuando el joven elige una carrera por presión e insistencia de su familia, quienes pueden querer que el hijo continúe con el negocio familiar, y le hagan elegir una carrera aunque no sea su deseo ni su interés el estudiarla.

Antes de caer en pensamientos lógicos, pero sin bases más profundas, como “si eres bueno en matemáticas, estudia ingeniería”, “si quieres ganar mucho dinero, estudia medicina” o “si te gusta el inglés, estudia idiomas”, se recomienda tomar en cuenta estos factores que revelan cuál es tu vocación, y con ello dar un paso más cercano en la elección de la licenciatura  que mejor va contigo:

  • Cuáles son tus intereses. El primer y más importante paso es que sepas con claridad qué es lo que te interesa aprender y qué actividades disfrutas más. Por ejemplo, a una persona le puede gustar mucho el deporte, mientras que a otros les gustan las relaciones sociales, a otros les puede gustar la organización, o las ventas por internet, el estudio de la mente humana, o tal vez la mecánica, etc. Intereses hay muchos y es necesario poder definirlos.
  • Conoce las profesiones y actividades afines a tus intereses. Una vez que tengas claros tus intereses, se recomienda preguntarse con qué profesiones se relacionan esas actividades que tanto te gustan. Debes saber que no siempre es necesario contar con estudios universitarios, ya que muchas veces son las carreras técnicas las que mejor se adaptan al perfil de una persona, como el estilismo, la decoración de interiores, los sistemas computacionales, etc. Además, tus intereses pueden estar relacionados con más de una profesión, por lo que será necesario que conozcas más sobre las diferentes profesiones y actividades profesionales para que así puedas elegir entre aquellas que se relacionen con los intereses que han predominado a lo largo de tu desarrollo personal.
  • Define el objeto de estudio que más te interesa. Si con el punto anterior aún no logras decidir, por ejemplo tu perfil puede adaptarse al área de la salud, pero no sabes si estudiar medicina, enfermería o estomatología; se recomienda que definas el objeto de estudio de las profesiones que más te interesa, con base en la actividad que realizarías en el futuro. Siguiendo con el ejemplo del área de la salud, puedes trabajar con el cuerpo humano (medicina, enfermería), con animales (medicina veterinaria), etc.
  • Las actividades a realizar con base en tus habilidades. ¿Qué es lo que te interesa con relación a ese objeto de estudio? Puedes investigar, vender, construir, explorar, entretener, crear, defender, servir, elaborar, entender, producir, administrar, etc. Muchas personas tienen una gran facilidad de palabra, don de convencimiento y seguridad en sí mismas para la venta, lo que las convierte en excelentes en esta área, mientras que otras pueden expresarse mejor de forma escrita, otros pueden tener un don para el arte o la cocina.
  • Infórmate. Existen más carreras de las que te imaginas y tal vez esa actividad a la que deseas dedicarte está ahí, pero no la has encontrado; se recomienda que visites las ferias universitarias, que recorras las universidades de tu ciudad e incluso que cheques las ofertas que hay a través de la web, donde puedes encontrar carreras virtuales que puedes estudiar aunque vivas en otra ciudad. Incluso podrías innovar con una profesión que aún no se encuentre en pleno desarrollo en México, pero que se encuentra en pleno auge en otros países, como hace unos años lo fue la carrera de sistemas computacionales o de marketing digital.
  • Revisa los planes de estudio de las carreras que te interesen y, si puedes, platica con alguien que se encuentre estudiando en la universidad a la que deseas entrar, o que ejerza dicha profesión para que conozcas mejor el panorama al que te vas a enfrentar.
  • Sacúdete el miedo. Es normal que, al elegir una carrera, tengas miedo de que no sea lo que esperabas, o que al ejercer no se cumplan tus expectativas, no encuentres empleo o que no obtengas los ingresos suficientes para tener una adecuada calidad de vida. Sin embargo, todas esas situaciones pueden solucionarse, ya que puedes cambiar de carrera si no te gustó la que elegiste (para evitar esto, regresa al punto anterior), o incluso puedes innovar con una solución diferente en el mercado, dependiendo del sector en el que hayas elegido especializarte.

Desgraciadamente, de cada diez estudiantes de licenciatura  solo tres terminan con sus estudios, y esto se debe a que los jóvenes se ven presionados para elegir su carrera y no se toman el tiempo para investigar o para conocer mejor sobre sus intereses y habilidades, del mismo modo son pocos los planteles educativos que brindan orientación vocacional efectiva, que les sirva como una guía para elegir mejor qué es lo que quieren estudiar, o de forma más precisa, a qué trabajo se quieren dedicar.

Para el estudio no hay límite de edad; haber estudiado una carrera y no tener las condiciones de vida que esperabas o darte cuenta de que tu trabajo no te apasiona es motivo suficiente para que elijas estudiar otra cosa, sin la necesidad de que abandones tu empleo, ya que hoy en día es posible encontrar universidades o centros de formación con la modalidad virtual, que permite al estudiante concluir con sus estudios a distancia, estudiando a su ritmo y sin descuidar ni su trabajo, ni a su familia.

La carrera profesional es determinante para nuestro futuro profesional, nuestros ingresos económicos y la satisfacción laboral que podemos obtener, por lo que la elección de la carrera no sólo es un primer paso, sino el más grande, que nos acercará al cumplimiento de nuestros sueños y objetivos.

En el Instituto Tecnológico de Estudios en Línea, prepa ITEL, te acercamos a que elijas la licenciatura que tanto deseas estudiar, y te ayudamos a que puedas concluir tus estudios de forma no escolarizada, a distancia, en la modalidad virtual, ya que promovemos la educación autodidáctica, el aprendizaje efectivo y el aprovechamiento de los medios tecnológicos para el estudio y la formación académica.

Da el paso que necesitas para acercarte a tus sueños, inscríbete con nosotros, termina tu preparatoria por Internet y estudia la carrera que tanto te gusta, en ITEL te ayudamos.

 

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Teclea lo que deseas buscar y presiona Enter